TELEFÓNICA VS SUNAT: LAS COSAS COMO SON

TELEFÓNICA VS SUNAT: LAS COSAS COMO SON

TELEFÓNICA VS SUNAT: LAS COSAS COMO SON

Por: Roger Zavaleta Rodríguez

Es común ver post en Facebook y noticias sobre las empresas que más le deben al Estado peruano. Y claro, inmediatamente, hay comentarios sobre cómo a esas empresas la SUNAT no les cobra, pero, en cambio a la bodega de la esquina no solo le cobra, sino que además la cierra. En este contexto, casi nadie se pregunta por el origen y razón de las deudas, ni si estas se encuentran impugnadas en el Poder Judicial.La SUNAT dice que le deben y eso basta.

 

Uno de los casos más sonados es el de Telefónica del Perú, en relación con el cual el Procurador Adjunto de la SUNAT ha publicado un artículo titulado: «Telefónica también debe cumplir con la ley” (https://goo.gl/USJSL3). En este artículo, alude reparo de «Provisión de Cobranza Dudosa», sobre el que quiero decir algunas cosas muy sencillas de entender.

 

En el año 1998 Telefónica provisionó el total de la deuda de los recibos impagos por sus servicios. De este modo, al no haber cobrado la deuda, no consideró su monto para efectos del pago del impuesto a la renta.

 

Un requisito legal para la provisión de la deuda por cobranza dudosa es que el contribuyente realice una «gestión de cobranza». Para tal efecto, Telefónica tenía implementado un Sistema Informático de Gestión de Cobranza que comprendía 9 mecanismos de cobro.

 

La SUNAT evaluó una muestra, en algunos casos sobre 7 u 8 clientes, y descartó todos los mecanismos de gestión sobre más de 200,000 clientes. El Tribunal Fiscal validó la actuación de la SUNAT.
Veamos un par de estos mecanismos:

 

SISTEMA LLAMADOR.

La decisión de la SUNAT y el Tribunal Fiscal se sustentó, en principio, en la definición que le dieron a «gestiones de cobro». Para el Tribunal Fiscal «gestiones de cobro» serían «los mecanismos realizados necesariamente en forma personal, no así de manera automática, que corresponden a una exigencia coercitiva de pago de deudas vencidas». Con esta definición borró de un plumazo al mecanismo automático denominado «Sistema Llamador».

 

Probablemente, a algunos de nosotros se nos haya olvidado pagar el recibo de teléfono y, después de algunos días desde su vencimiento (7 para ser exactos), hemos recibido una llamada pregrabada diciéndonos: “Telefónica le recuerda que a la fecha tiene una factura pendiente de pago por x nuevos soles; agradeceremos su atención». Para la SUNAT y el Tribunal Fiscal, como esa llamada no es personal, sino automática, no es una «gestión de cobranza».
¿Por qué la gestión de cobranza no puede ser automatizada? Solo Dios sabe, porque el Tribunal Fiscal no dice nada al respecto.

 

Pero eso no es todo, en el sistema informático se registraron la fecha, hora y duración de cada llamada. Pero, para la SUNAT y el Tribunal Fiscal eso no era suficiente; pidieron los registros del contenido de las llamadas; es decir, las grabaciones. Disculpen el francés, pero quién es el imbécil que le contesta a una grabadora: «sí Telefónica, se me pasó pagarte, te pago el viernes». ¿Alguien le dice algo parecido a una máquina?

 

Exigir grabaciones de una llamada automática es absurdo, como también lo es excluir como gestión de cobranza a esta clase de mecanismos automáticos y exigir a un contribuyente de la magnitud de Telefónica que realice más de 200,000 llamadas en forma personal y las grabe todas.

 

RECIBO POR TELÉFONO:

En la parte inferior del recibo siguiente al mes vencido existe una nota: «Deuda anterior por servicio telefónico S/. xxx. Si se encuentra al día en sus pagos ignore la deuda que figure como pendiente al (fecha de emisión del recibo)».
SEDAPAL tiene la misma nota en sus recibos; sin embargo, para la Administración Tributaria los recibos de Telefónica no son gestión de cobranza, pero los de SEDAPAL sí. La «razón»: el «derecho al agua». ¿Qué tiene que ver el derecho al agua de las personas con este trato diferenciado entre empresas de servicio público para efectos del pago al Impuesto a la Renta? Le regalo una cocina Surge a quien defienda con argumentos razonables una relación de ese tipo.

 

Pero eso no es todo, otro «argumento» de la SUNAT es que dicha anotación tenía un propósito informativo («fulanito, mira allí está tu deuda), pero no constituye un requerimiento de pago («cancélala») . Acá es oportuno referirnos a los usos del lenguaje (informativo y directivo).

 

Las palabras no son entes sin aprehensión, sino que están vinculadas al contexto del habla. CARRIO lo explica bien: «Si le digo a mi empleado: “mañana llevará esta carta al correo”, el contexto y la situación indican con claridad que se trata de una orden y no de una profecía, a pesar de que la frase está en futuro indicativo y no en imperativo. Y hasta sería una insolencia, o signo alarmante de estupidez, que al día siguiente el empleado me dijera. “Señor, se equivocó no llevé su carta al correo”».

 

Lo mismo pasa con el recibo. Todos sabemos (además, está en las condiciones generales de contratación del servicio) que a los dos meses de vencida la deuda sin pago, Telefónica nos corta el servicio. En este contexto, la inclusión de la deuda vencida en el recibo del mes siguiente, no es una información. No está allí para decirnos: «mira, tienes una deuda», sino que es obvio que su función es directiva: requerirnos el pago de la misma. Negar esta consideración es desconocer que nos comunicamos dentro de un contexto, el cual da significado a nuestras expresiones.

 

Lo dicho creo que es suficiente para formarnos una idea de lo que se discute en el caso de Telefónica Vs. la SUNAT. Son cosas de sentido común. Está muy bien exigirles a los contribuyentes el pago de sus deudas, pero siempre que estas se hayan impuesto en forma legal y razonable; de otro modo, estaremos ante la arbitrariedad que, bajo el manto de la recaudación fiscal, se disfraza como una actuación justa.

 

Pd.- Hasta hace unos meses fui miembro del equipo de abogados que defiende a Telefónica en el caso bajo comentario. De hecho, conjuntamente con Claudia Quispe, elaboramos la casación que ahora está pendiente de resolver por la Corte Suprema, ante la cual informé oralmente en defensa de mi entonces patrocinada. Mi situación me ha permitido conocer al detalle un caso que la propia SUNAT ha llevado al debate público y en el que entro con gusto. Sin embargo, mis argumentos deben ser evaluados y discutidos por su propio peso y no recurriendo al fácil recurso de la falacia ad hominem circunstancial.
https://gestion.pe/opinion/telefonica-cumple-ley-234232

El presente post se publica por cortesía del Dr. Roger Zavaleta Rodríguez (actual Socio de la firma Rebaza, Alcázar y de las Casas. Ex socio del Estudio Muñiz. Fue integrante del equipo de defensa legal de Telefónica en la controversia tributaria que aún se mantiene contra la SUNAT/TF/ MEF ahora en sede jurisdiccional).

Post publicado el 24.05.2018 a las 13:51. Fuente: Facebook Académico del autor: https://web.facebook.com/roger.zavaleta.1042/posts/345915635936090 .

 

Luis Farfán Falcón

Mayo, 2018